La importancia de un seguro médico privado en la tercera edad

Debido a la masificación de pacientes en la salud pública, es posible que esta no cubra todas sus necesidades. En cambio, con una atención privada como la que ofrece el agente exclusivo Aseguramos Salud tendrá a la mano a médicos de cualquier especialidad, incluído salud bucal y mental.

De acuerdo con la Constitución, en España todos los ciudadanos tienen derecho a recibir atención médica gratuita gracias a la sanidad pública. La mayoría de los servicios para la salud están cubiertos gracias a esto; sin embargo, la eficiencia y tiempo de respuesta no siempre es el mejor.

No son pocos los casos de ciudadanos españoles, sobre todo personas de tercera edad, que han sido afectados por los diversos factores que entorpecen el sistema de salud pública. La falta de citas con especialistas, las listas de espera, el poco mantenimiento de las unidades médicas o la atención a medias son solo algunos de ellos.

En consecuencia, muchos han optado por contratar servicios de salud privados que funcionan como una alternativa de calidad a la sanidad propiciada por el Estado.

¿Por qué contratar un seguro médico privado?

Contar con un respaldo médico privado siempre es un beneficio para su salud inmediata. Con él, recibirá atención personalizada cuando sea necesario, con el profesional que usted escoja y en el horario que mejor se adapte a su agenda.

Si necesita realizarse un diagnóstico o examen médico, recibirá sus resultados en menos tiempo. En caso de una emergencia, las unidades médicas privadas funcionan las 24 horas, todos los días. A diferencia de la salud pública, usted no tendrá que pasar el rato en la sala de urgencias porque siempre habrá personal disponible para atenderlo.

Seguros médicos y tercera edad: ¿cómo funciona?

Las personas de tercera edad son un 70% más propensas a utilizar servicios médicos. Esto se debe a la precariedad de su salud y el desgaste físico, producto de sus años. El seguro médico público atiende una cantidad considerable de personas de tercera edad que no siempre se ven completamente satisfechos.

Algunas empresas privadas se abstienen de apadrinar a las personas de tercera edad porque las consideran pacientes de alto riesgo. En cambio, seguros como Adeslas ofrecen pólizas especiales dependiendo de las necesidades del asegurado. Desde atención en el hogar hasta exámenes preventivos y hospitalizaciones, los planes cubren casi cualquier escenario posible.

Salud de las personas de tercera edad

Tener o no un seguro privado puede marcar la diferencia en caso de una emergencia médica. ¿Pero hasta dónde se puede evitar una circunstancia de este tipo? El envejecimiento activo, sin duda, marca la diferencia, como nos recuerda Iván Pico desde su blog de psicología.

Existen algunos trucos para reducir la velocidad del envejecimiento: la salud de las personas de tercera edad mejora cuando se lleva una dieta saludable y se practica un mínimo de ejercicio físico, así como una rutina de juegos mentales sencillos. Aunque parezcan acciones triviales, puede mejorar la calidad de vida integral al prevenir enfermedades como Alzheimer, Parkinson o alguna distrofia muscular.

Las personas de tercera edad merecen un trato especial. Y en seguros privados con pólizas de alto riesgo la prioridad es siempre el bienestar y la comodidad del asegurado.