Un grupo de cerrajeros advierte que las estafas en su sector están en aumento

/COMUNICAE/

Cerrajeros de distintos puntos de España avisan del aumento de cerrajeros no legítimos, que ocupan el mercado actualmente y dan una serie de claves para su identificación

Cada día, muchos españoles hacen llamadas de emergencia a los cerrajeros. Y a juzgar por las páginas amarillas o una búsqueda en línea, hay mucha ayuda cerca. Por ejemplo, en algunos lugares, el directorio telefónico enumera a varios cerrajeros en la misma calle cuando en realidad, esas direcciones son para una otros negocios o casas particulares.

En otras provincias solo uno de cada cinco números de teléfono es para un cerrajero real; los otros pueden ser estafadores esperando una llamada.

La prevalencia de cerrajeros fraudulentos es “una estafa que está creciendo”, dice Jaime que es cerrajero en San Juan, Alicante, y en cuya empresa sus miembros deben estar adiestrados en la cerrajería y en la apertura de puertas sin rotura.

De la misma forma que existen profesionales honestos, hay muchos más estafadores rondando por la red. Además de las direcciones falsas, a menudo tienen números de teléfono gratuitos. “La inmensa mayoría de los cerrajeros con un número de teléfono 900 no son legítimos”, aseguran otros técnicos de la cerrrajería en Zaragoza. “Por lo general, están conectados a una falsa recepción que asegura que un cerrajero está en camino. En realidad, el ‘profesional’ llega en una camioneta sin una dirección fija y una estafa en mente”.

“Los estafadores normalmente dicen que no pueden abrir la puerta y necesitan perforar o romper la cerradura e instalar otra, reemplazando la que hay”, asevera Sofía, cerrajera profesional en Torrente. “El trabajo es defectuoso, costoso y a menudo mucho más caro de lo que en principio iba a ser”, concluye.

Por estos hechos, el grupo de cerrajeros ha dado una serie de consejos para que los usuarios puedan protegerse de esta serie de estafas que cada día se notan más en las ciudades españolas:

• Primero, se debe buscar un cerrajero de buena reputación antes de necesitar uno. El boca a boca de amigos y vecinos o las referencias en internet pueden ser beneficiosas en este caso.

• Se tiene que evitar cualquier firma que responda al teléfono con una frase genérica como ‘servicios de cerrajería’ o ‘los más rápidos y baratos’.

• Siempre hay que pedir una identificación.

• Pedir un presupuesto con los costes antes de que comience el trabajo, debería ser obligatorio. Obtener un recibo después de pagar, también.

• Si el técnico dice que debe taladrar y reemplazar la cerradura, hay que buscar a otro cerrajero. Los cerrajeros experimentados y legales pueden desbloquear casi cualquier puerta sin rotura.

Más información en: www.cerrajerossanjuan.es, https://www.cerrajerozaragoza.es, https://www.cerrajerotorrente.es y en www.cerrajerocastellon.es.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico