La retracción de las encías puede evitarse con una ortodoncia de calidad, explica Clínica Ponce de León

/COMUNICAE/

Una de las patologías más comunes en términos de odontología es la pérdida de las encías. Este irreversible trastorno, que es cada vez más común en pacientes con un tratamiento de ortodoncia inadecuado, se puede evitar con una ortodoncia de calidad

La retracción gingival es una patología mucho más común de lo que la mayoría piensan y consiste en el desplazamiento de la encía haciendo que la raíz se quede expuesta. Esto provoca que los dientes parezcan visiblemente más alargados, pero también conlleva otros inconvenientes de más importancia como la sensibilidad a la hora de comer alimentos fríos, calientes o dulces e incluso la pérdida del diente, al tener menos soporte por parte de la encía. Estéticamente, es un problema, ya que, al perder la encía y quedarse la raíz expuesta, que normalmente tiene un color más oscuro, se nota la diferencia de forma evidente.

Sin embargo, el problema que realmente preocupa tanto a los pacientes como a los profesionales es que los dientes se pueden caer si la raíz no se sostiene correctamente. Clínica Ponce de León, una clínica de ortodoncia con una experiencia de más de 20 años y con una gran experiencia en ortodoncia, afirma que una de las maneras de evitar la pérdida de la encía es llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia de calidad. También afirma que hay problemas de oclusión que podrían causar la retracción de las encías, lo cual se puede solucionar con el tratamiento de ortodoncia.

«La pérdida de la encía puede estar ocurriendo debido a un problema de gingivitis causada por un problema de oclusión. Un ejemplo de ello es la mordida cruzada, que puede mermar el soporte gingival. Es muy probable que la mordida cruzada esté mermando el soporte gingival, lo cual se puede evitar con el tratamiento de ortodoncia», explica Clínica Ponce de León.

Otro factor que puede estar causando una gran pérdida de la encía es un tratamiento de mala calidad o mal planificado, explica Clínica Ponce de León. Un mal tratamiento ortodóncico puede estar causando también la recesión gingival y esto ocurre cuando se está realizando un mal diagnóstico o plan de tratamiento, sobre todo cuando el tratamiento es demasiado fuerte y rápido. Clínica Ponce de León explica también que, al planificar un tratamiento demasiado rápido, los movimientos dentales pueden ser demasiado excesivos y agresivos para las raíces y las encías del paciente.

Por lo tanto, lo más recomendable es identificar cualquier problema de oclusión antes de que las encías comiencen a retraerse y realizar los tratamientos de ortodoncia con profesionales con una visión global del tratamiento, como Clínica Ponce de León, que recalca la importancia de los tratamientos con revisión interdisciplinar, es decir, contando con la opinión de especialistas odontólogos de diferentes áreas.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico