M.C.I. S.L. explica los sistemas de protección contra incendios imprescindibles en un garaje

/COMUNICAE/

Los garajes son espacios en los que la colocación de sistemas de protección contra incendios es fundamental para crear un espacio seguro. El garaje es un espacio donde hay vehículos en el interior, por lo tanto, es una zona con un alto riesgo de incendio. Una empresa de protección contra incendios explica qué medidas de protección deben tomarse para garantizar la seguridad en garajes

El garaje, como norma general, se considera un espacio de alto riesgo de incendio y es por este motivo que el Código Técnico de Edificación obliga a utilizar medidas de seguridad contra incendios, es decir, que estos espacios estén correctamente equipados con sistemas de detección fiables y eficaces. Por lo tanto, los garajes deberían estar bien equipados con sistemas de detección, bocas de incendio y extintores para garajes. M.C.I. S.L., una empresa fundada en el 1990 y que tiene una dilatada experiencia en el campo de la protección contra incendios, explica los sistemas de protección imprescindibles en un garaje.

«Lo primero que debemos tener en un garaje para garantizar una protección adecuada son los extintores. Es más, es obligatorio disponer de ellos. Pero además de la obligatoriedad, debemos tener en cuenta las grandes ventajas de un buen extintor y la gran eficacia ante un incendio. Lo recomendable es disponer de un extintor que tenga una eficacia de al menos 20 plazas de aparcamiento, es decir, con un alcance de al menos 15 metros. El garaje también tendrá que ir equipado de bocas de incendio y sistemas de detección y alarma», explica M.C.I. S.L..

Por lo tanto, el extintor debe alcanzar por lo menos 20 plazas de aparcamiento cuando se trata de un garaje que disponga de más de 5 plazas de aparcamiento, según M.C.I. S.L.. En cuanto a las bocas de incendios, no siempre son obligatorias, pero es altamente recomendable disponer de una. M.C.I. S.L. aclara que las bocas de incendios son obligatorias cuando se trata de un garaje o una zona de aparcamiento que disponga de más de 30 plazas para aparcar. Lo recomendable en este caso, según MCI es optar por una boca de incendios que alcance en todo el aparcamiento y colocarla cerca de cada salida.

Pero antes de curar hay que prevenir y para prevenir correctamente un incendio es imprescindible un buen sistema de detección de incendios, pero también una correcta ventilación natural y forzada. M.C.I. S.L. explica que la ventilación natural debe ser distribuida de forma uniforme y que haya al menos 25 centímetros cuadrados por cada metro cuadrado de cada planta. En cuanto la ventilación forzada, M.C.I. S.L. explica que es importante que la ventilación sea capaz de renovar el aire del garaje 6 veces por hora y que haya interruptores por cada planta.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico