Mascota Planet da consejos básicos para tener un hurón como mascota

/COMUNICAE/

Los hurones son unas mascotas que se han domesticado y a día de hoy son uno de los animales domésticos más presentes en los hogares. Son parecidos a los canes en cuanto al comportamiento y a los cuidados. A continuación una serie de consejos para que la relación con un hurón sea la ideal

Se dice que el hurón es más similar a los canes a nivel veterinario. Se trata de la tercera mascota más común en la actualidad y es fundamental saber cómo cuidarlo y ofrecerle todo lo que necesita. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de consejos básicos:

Peligros
A los hurones les encanta meterse en sitios peligrosos porque son bastante curiosos: armarios, detrás de muebles, debajo del horno, sillas plegables, dentro del sofá, etc. Se debe prestar mucha atención para evitar un accidente grave.

Jaula
Será el lugar donde el animal pasará una buena parte del día, por lo que deberá ser acorde a sus necesidades. Es bueno combinar la jaula con paseos por la casa libremente.

Veterinario
Tener un hurón como mascota es toda una responsabilidad. Y eso incluye llevarle periódicamente al veterinario para que le haga un control de salud.

Paseos
El hurón precisa salir de casa, caminar por el parque e incluso socializar con otras mascotas, aunque no sean de su especie. Es recomendable adquirir una correa especial con un agarre para el pecho y llevarle a dar un paseo.

Niños
Los hurones y los niños se llevan muy bien porque son animales muy cariñosos. Pero es importante que no le traten como un juguete porque el hurón puede defenderse y causar un pequeño susto.

Alimentación
Es necesario que el pienso que se le de sea el adecuado: debe contener abundantes derivados cárnicos y no cereales, ya que no pueden digerirlos bien.

Higiene
Una de las principales características (e inconveniente) de estos animales, es su olor. Es bastante intenso y un poco desagradable. Por ello, es recomendable darles un baño de vez en cuando, siendo más seguido en verano.

Juegos
Aunque suelen pasar una media de 14 horas durmiendo, cuando están activos (al amanecer y al atardecer sobre todo) son muy juguetones. Hay que intentar hacer alguna actividad con ellos.

Una de las actividades que más le agrada es esconderse, siempre y cuando se tenga cuidado de que no haya peligros a su alrededor. Otra opción es simular la ‘caza’, donde el dueño lo intenta capturar. Puede que intente morder ‘de mentira’ como hace un gato como muestra de que se está divirtiendo.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico